miércoles, 16 de mayo de 2012


La oración

La oración es, entonces, un tipo de enunciado, aquel que se caracteriza por tener como núcleo un verbo conjugado. Esto significa que si un enunciado no tiene verbo conjugado no es una oración. Sin embargo, no quiere decir que todo enunciado con verbo conjugado sí lo sea. Para que sea una oración el verbo conjugado debe ser el núcleo. Si es el núcleo, el verbo conjugado brinda al enunciado su significado esencial, el cual es completado por las otras partes del enunciado que funcionan como adyacentes del verbo. Los adyacentes verbales son aquellas partes del enunciado que responden a una pregunta que puedo hacerle al verbo.
http://2.bp.blogspot.com/-AGB-k4McABk/TXSiJh3tPTI/AAAAAAAAAQg/aqV_bYHwMio/s400/sintaxis.jpeg
Hay distintos tipos de adyacentes verbales: sujeto léxico, objeto directo, objeto indirecto, adyacente circunstancial, atributo, etc. Cada uno responde a una pregunta distinta que le hago al verbo, le aporta una información especial y puede ser sustituído por otras palabras. Para conocer las características de cada uno, haz clic aquí para observar el siguiente cuadro.
Si en un enunciado hay un verbo conjugado, habrá una sola oración. Si hay dos verbos conjugados, habrá dos oraciones. Las mismas pueden relacionarse de distintas formas. Si el enunciado está compuesto, las oraciones que lo forman pueden ser coordinadas o yuxtapuestas. Si es un enunciado complejo, habrá una o más oraciones principales y las otras estarán subordinadas a él. Haz clic aquí para estudiar la relación que puede existir entre las oraciones de un mismo enunciado.

El enunciado

El enunciado es la mínima unidad de comunicación, es decir, lo más pequeño con lo que me puedo comunicar. Estas unidades conforman textos (máxima unidad de comunicación), estando formado por palabras sin importar su extensión (puede formarse con una palabra o con muchas). Para que un conjunto de palabras sean un enunciado deben:
  • comunicar: son producidas por un emisor con una intención para un receptor usando un código, refiriéndose a un referente.
  • tener sentido: que pueda entenderse dentro del texto en el que se ubica
  • tener unidad: sus partes deben  estar conectadas en torno a un núcleo, que es como se denomina la palabra más importante.
  • temer límites, que en la oralidad están dados por las pausas y la entonación, y en la escritura por la mayúscula inicial y el punto, signo de interrogación o exclamación que lo culmina. La coma y el punto y coma no terminan enunciados.
El enunciado puede clasificarse según qué palabras lo conformen y cuál sea su núcleo. Así hablaremos de un enunciado frase cuando tenga a un sustantivo, adjetivo o adverbio como núcleo. Hablaremos de enunciados oracionales cuando el núcleo sea un verbo conjugado.

Modificadores del sujeto
* El modificador directo (md) es el artículo o adjetivo que se une directamente al núcleo del sujeto y concuerda con él en género y número. Puede ubicarse antes o después del sustantivo, si es un adjetivo. Si es un artículo, se coloca siempre antes del núcleo.
* La aposición (ap) es la construcción que acompaña al núcleo y puede intercambiar de función con él ya que repite la idea del sujeto. Se coloca siempre entre comas ocupando el segundo lugar en el sujeto.
* El modificador indirecto (mi) es la construcción formada por un término unido al núcleo por medio de un nexo. Se coloca siempre después del sustantivo núcleo del sujeto. Pueden distinguirse dos tipos:
* Complemento preposicional: el nexo es una preposición.
* Complemento comparativo: el nexo es la palabra como o cual.


 El sujeto está compuesto por un núcleo principal, que normalmente es un sustantivo pero que puede ser tanto un pronombre como un infinitivo sustantivado; y por una serie de modificadores del mismo, jerárquicamente subordinados a él.
Este tipo de modificadores, entre los que podríamos encontrar varias funciones gramaticales distintas, se pueden agrupar a grandes rasgos en dos grandes grupos, a saber: los modificadores directos y los modificadores indirectos.
Los modificadores directos del sujeto son aquellos que van unidos al núcleo directamente, o lo que es lo mismo, sin preposiciones ni cualquier tipo de conector de por medio. Se trata de elementos gramaticales que actúan en una posición adjunta al núcleo. Los determinantes artículos o indefinidos que en tantas ocasiones inician la frase y preceden al núcleo entran en el grupo de modificadores directos. También entran en este grupo los adjetivos, tanto los que preceden al sustantivo núcleo como los que se sitúan tras él. Y por último, también entran en este primer grupo las aposiciones.

Sujeto:
 Oración: Es la mínima unidad de lenguaje con sentido completo. Por sentido completo debe entenderse que la persona que se está expresando asume una determinada actitud ante lo que dice, es decir, que pregunta, afirma, niega, etc.
Desde este punto de vista, expresiones como: ¡Fuego!, Un momento, ¡Perdón!, ¡Llueve!, son oraciones porque llevan sentido en sí mismas.
Oración Bimembre: La oración gramatical llamada bimembre se divide en dos miembros: Predicado y sujeto. De estos dos el principal es el predicado, ya que al estar este constituido por un verbo en modo personal, el mismo verbo está implicando la presencia de cualquiera de los pronombres que toma para la conjugación, en función del sujeto.
Predicado: Es lo que se predica, lo que se dice; es en sí la expresión con sentido completo; por ejemplo si decimos: "juega", el hablante se está dirigiendo a un oyente; le está mandando o rogando algo; lo que está diciendo tiene sentido completo porque el hablante está asumiendo una actitud determinada. "juega" es oración gramatical porque el solo verbo es predicado, porque dice algo y, además porque está conjugando. El sujeto que le corresponde es "tú".

 http://www.salonhogar.net/enciclopedia_ilustrada/partes_de_la_oracion/Estructura2_files/image002.gif
Tipos de Sujeto

Sujeto tácito: Cuando el sujeto no está escrito, pero se puede pensar en él, se llama sujeto tácito. Por ejemplo:
1. Por favor, juega conmigo.
En esta oración el sujeto es "tú", ya que es a quien se le está pidiendo "jugar", sin embargo no está escrito en la oración.
Sujeto expreso: Es la parte contraria al sujeto tácito, es cuando en la oración se encuentra escrita el sujeto mismo. Por ejemplo:
1. El mar está picado esta tarde.
El sujeto expreso es "El mar", ya que es de quien se está diciendo que "está picado esta tarde".
Tipos de Predicado

Tal vez te hayas dado cuenta alguna ocasión de que no todos los verbos funcionan igual, es decir de que verbos como: corre, compone, come, muelen, etc., expresan el comportamiento del sujeto, y que hay verbos como: está, es, son, clasifican o identifican al sujeto. Estas variaciones de los verbos permiten tener dos tipos de predicado: Verbal y Nominal.
Predicado verbal: Es cuando el verbo expresa el comportamiento del sujeto. Estos verbos pueden ser: juega, trabaja, salta, llora, etc.
Predicado nominal: Es cuando el sustantivo, adjetivo o participio que sigue al verbo copulativo (ser o estar) califica, clasifica o identifica al sujeto. Por ejemplo:
1. Las calles de la ciudad son estrechas y tortuosas.
2. Las olas están muy altas.
3. La Internet es una gran red.

Núcleo del sujeto y Núcleo del predicado

El núcleo es un elemento clave que nos ayuda a identificar fácilmente tanto al sujeto como al predicado. El núcleo del predicado es siempre el verbo, ya que este es indispensable para que exista un predicado.
Lo mismo sucede con el sujeto, la palabra básica en la mayoría de los casos y núcleo del sujeto es el sustantivo. Sin embargo existen en el español tantas variaciones, que existen otros casos de núcleos del sujeto como: pronombres personales, un infinitivo, un participio sustantivado, un adjetivo sustantivado, etc.
Los demás elementos que acompañan al sustantivo o al verbo se les llama modificadores del núcleo.

  Discurso

Saltar a: navegacion, búsqueda
El discurso es un evento comunicativo social, realizado mediante el empleo de elementos lingüísticos. Articula el enunciado con una situación de comunicación singular, es decir, con la intención del autor, con el oyente o auditorio, con el año, el tiempo o temática determinada, entre otros. Es el mecanismo mas efectivo para entablar comunicación con un determinado publico; por ende, debe haber un vinculo previo entre el orador,oyente y auditorio.

http://3.bp.blogspot.com/-bHFzghHTiio/TdglRVKCk_I/AAAAAAAAAAQ/sGgP9A4QAto/s1600/discurso.png

Usos en diferentes materias

Definición: -Exposición oral y pública de alguna extensión: discurso de egresos en la Real Academia Española. -Serie de las palabras y frases empleadas para manifestar lo que se piensa o siente: mientras hablaba, el discurso quedaba entrecortado por las lágrimas. -Escrito o tratado en que se discurre sobre una materia: el Discurso del método. -Lapso de tiempo: el discurso de la existencia. -Serie de palabras y frases que posee coherencia lógica y gramatical:
  • En el uso un discurso es un mensaje oral de dirigirse a un público. Su principal función ha sido desde sus orígenes comunicar o exponer pero con el objetivo principal de persuadir.
También podemos decir que un discurso es un acto de habla, y por tanto consta de los elementos de todo acto de habla: en primer lugar, un acto locutivo o locucionario, es decir, el acto de decir un dicho (texto) con sentido y referencia; en segundo lugar, un acto ilocutivo o ilocucionario, o el conjunto de actos convencionalmente asociados al acto locutivo; finalmente, un acto perlocutivo o perlocucionario, o sea, los efectos en pensamientos, creencias, sentimientos o acciones del interlocutor (oyente).
El discurso es el razonamiento extenso dirigido por una persona a otra u otras, es la exposición oral de alguna extensión hecha generalmente con el fin de persuadir, y que ella como dijimos se encuentra conformada por tres aspectos que son: Tema o contenido del discurso, Orador y Auditorio.
En primer lugar, tenemos el contenido del discurso, el cual debe ser tejido en el telar de las experiencias, debe estar copado de detalles, ilustraciones, personificaciones, dramatismo y ejemplos en algunos casos; y todos estos expresados con términos familiares y concisos los cuales den la comprensión y el entendimiento adecuado; en donde lo que se quiere decir sea entendido por todos.
  • En la filosofía, por ejemplo con Michel Foucault, un discurso es más bien un sistema de discursos, un sistema social de pensamiento o de ideas
  • En el psicoanálisis, la noción de discurso se basa en la lógica, pero incorpora los aportes de la lingüística, la antropología, la filosofía y la historia, entre otras disciplinas. A partir de los aportes de Jacques Lacan, en psicoanálisis se trabaja con la “estructura de los cuatro discursos”1
El análisis del discurso es una praxis 'trans-disciplinaria' que se desarrolló en los años 1960s en la antropología, la lingüística, la sociología, la filosofía, y la psicología, y después también en otras disciplinas, como la historia, el estudio de la comunicación y el psicoanálisis.
Dado la multiplicidad de los enfoques, el discurso se puede definir como una estructura verbal, como un evento comunicativo cultural, una forma de interacción, un sentido, una representación mental, un signo, etc. Tanto el discurso hablado como el discurso escrito (texto) se considera hoy en día como una forma de interacción contextualmente situada.
Como estructura verbal, un discurso es una secuencia coherente de oraciones. La coherencia global se define por los temas o tópicos que se expresan por ejemplo en los titulares o los resúmenes del discurso.
Como interacción (conversación, diálogo) el discurso es una secuencia coherente de turnos y acciones de varios participantes, en que cada acto se lleva a cabo en relación con el anterior, y prepara el siguiente.

 La semántica.

SemánticaSemántica proviene de un vocablo griego que puede traducirse como significativo. Se trata de aquello perteneciente o relativo a la significación de las palabras. Por extensión, se conoce como semántica al estudio del significado de los signos lingüísticos y de sus combinaciones.
La semántica, por lo tanto, está vinculada al significado, sentido e interpretación de palabras, expresiones o símbolos. Todos los medios de expresión suponen una correspondencia entre las expresiones y determinadas situaciones o cosas, ya sean del mundo material o abstracto. En otras palabras, la realidad y los pensamientos pueden ser descritos a través de las expresiones analizadas por la semántica.
La semántica lingüística estudia la codificación del significado en el contexto de las expresiones lingüísticas. Puede dividirse en semántica estructural y semántica léxica. La denotación (la relación entre un palabra y aquello a lo que se refiere) y la connotación (la relación entre una palabra y su significado de acuerdo a ciertas experiencias y al contexto) son objetos de interés de la semántica.
El estudio del referente (aquello que la palabra denota, como un nombre propio o un sustantivo común) y del sentido (la imagen mental que crea el referente) también forman parte de la semántica lingüística.
La semántica lógica, por otra parte, se encarga del análisis de los problemas lógicos de significación. Para esto estudia los signos (paréntesis, cuantificados, etc.), las variables y constantes, los predicados y las reglas.
La semántica en las ciencias cognitivas, por último, se centra en el mecanismo psíquico entre los interlocutores en el proceso comunicativo. La mente establece relaciones permanentes entre las combinaciones de signos y otros hechos externos que introducen significado.
    
Vamos a pasar ahora al estudio del significado. Es la ciencia que conocemos con el nombre de semántica. Tenemos que partir de una definición previa. Sabemos que todo signo lingüístico tiene dos caras. el significante o parte material del signo y el significado o imagen mental que sugiere el significante. Aún hemos de añadir un nuevo elemento: el referente o elemento real, existente, al que se refieren tanto significado como significante. No es lo mismo la palabra que designa un referente que el referente mismo. 
    

Componentes del significado

 

El significado o imagen mental está compuesto por una serie de rasgos conceptuales que todos los hablantes de una lengua asocian de una manera general a un significante. No obstante lo dicho, hay que tener en cuenta que este significado tiene dos componentes: 
 
 Denotación. Son los rasgos conceptuales objetivos. Es el significado que presenta una palabra fuera de cualquier contexto. Constituyen el núcleo semántico fundamental. Son comunes a todos los hablantes. Es el significado que encontraremos en el diccionario  
Connotación. Son los rasgos conceptuales subjetivos.  Son las significaciones que lleva añadidas una palabra. Estas significaciones tienen un carácter marcadamente subjetivo. Dependiendo de los hablantes, una misma palabra puede tener connotaciones distintas. 
    La semántica estudia las diferentes relaciones que contrae un signo con todos los demás, pues todo el léxico constituye un sistema, cuya estructuración facilita a los hablantes la adquisición de ese léxico. Vamos a ver alguna de estas relaciones.

Reglas de uso de la Muyúscula:

Se escribe con mayúscula:

La primera palabra de un escrito y después de punto seguido o aparte.
             Ej.: El camión circulaba despacio. Los coches lo adelantaban por la izquierda.
            En el horizonte se divisaban las montañas nevadas.

Después de dos puntos: cuando se citan palabras textuales.
             Ej.: Dice el refrán: "Días de mucho, vísperas de poco".

A continuación del saludo de las cartas.
           Ej.: Mi querido amigo:
           Recibí tu felicitación...

La primera palabra que sigue al signo de cierre de interrogación (?) o exclamación (!); a no ser que lleve coma.
          Ej.: ¿Cómo? Habla más alto. ¡Qué alegría! Vente pronto.

Los nombre, apellidos, sobrenombres y apodos de personas.
           Ej.: Juan, Fernando III el Santo, Pérez, Guzmán el Bueno.

 Los nombres propios de animales y cosas.
           Ej.: Rocinante, España, Amazonas, Everest.

Los artículos y adjetivos que forman parte del nombre propio.
           Ej.: El Escorial, Buenos Aires, El Salvador.

 Los títulos, cargos, jerarquías y dignidades importantes si se refieren a una persona determinada y si no van acompañados del nombre de la persona a quien se refieren.
           Ej.: Sumo Pontífice, Duque, Presidente, el rey Juan Carlos I.

Los tratamientos de cortesía, especialmente si van en abreviatura, con la excepción de usted si va escrita la palabra entera.
          Ej.: D., Sr., Dña., Sra., Vuestra Excelencia, Alteza Real.

  Los nombres de una institución, sociedad, corporación o establecimiento.
          Ej.: Museo de Bellas Artes, Diputación Provincial, Tribunal Supremo, Caja de Ahorros, Teatro Municipal, Casa de la Cultura.

Los títulos de obras, de películas, de obras de arte, de leyes, de cabeceras de periódicos, nombres de congresos y certámenes. Se escribirán con mayúscula todos los nombres y adjetivos del título; excepto si es muy largo que podrá llevarla sólo la primera palabra.
           Ej.: El Quijote, Tratado de Judo, Ortografía Práctica, El Guernica, Festival de Eurovisión, Ley Electoral, El País, Los diez mandamientos, La guerra de las       galaxias.

  ¡Atención! Los nombres de días de la semana, meses y estaciones del año se escriben con minúscula.
           Ej.: lunes, martes, agosto, verano.